Decora todo tu hogar con baldosas que imitan a la piedra

1OIDqi1YbOjj9k 5jyCZ

A la hora de decorar nuestro hogar las posibilidades son casi infinitas y una de ellas son los Azulejos imitación piedra, que se pueden emplear en cualquier estancia, tanto en las paredes como en el suelo.

Nos dan la estética de la piedra natural, pero a un precio más contenido. Son más sencillos de instalar y además aportan menos peso a las estructuras, lo que es muy importante en el caso de las restauraciones de viviendas antiguas.

Una apariencia similar a la de la piedra, pero más refinada

La piedra natural es un material magnífico con el fin de revestir paredes y suelos. Ofrece un gran aislamiento y es muy resistente, pero lo cierto es que en muchas ocasiones no da el aspecto más refinado.

Da un toque rústico que a veces no va muy bien en la decoración de viviendas contemporáneas o con la de los pisos de las ciudades, de forma que podemos usar estas baldosas que la imitan, pero con una apariencia más vanguardista.

Esto nos permite combinar un estilo moderno y actual con la naturaleza de la piedra, puesto que gracias a que hablamos de una imitación, la cantidad de baldosas y acabados que hay disponibles es casi infinito, por lo que será imposible no descubrir una composición que nos guste.

De hecho, en el mercado vamos a encontrar una variedad enorme, con azulejos que imitan al granito, otros que parecen sacados de una roca, con relieve para las paredes, sin él si los vamos a poner en el suelo, etc.

Perfectos para el baño y la cocina

Son azulejos que apenas absorben la humedad y se adaptan muy bien a los cambios de temperatura, de forma que son ideales para estancias como la cocina y el baño, en donde dan una apariencia de lo más elegante.

Destacan más en el servicio, ya que la combinación de la piedra con la ducha es espectacular, aunque también los podemos colocar en la cocina, con la precaución de no elegir baldosas con relieve para facilitar la limpieza, puesto que hay tantos colores disponibles que será muy sencillo combinarlos con los muebles.

También están disponibles para los exteriores

Las baldosas que imitan a la piedra también las vamos a poder colocar en los exteriores, algo que se suele hacer mucho en las zonas rurales, aunque van bien en las terrazas y en cualquier lugar al aire libre.

En este caso, hay que decantarse por los azulejos o baldosas específicos para los exteriores, ya que son los que aguantan mejor las inclemencias del tiempo y nos aportan una mayor duración.

Se ponen mucho en los alrededores de la piscina, tanto en su versión lisa como en su versión con texturas, y también en las entradas de los chalets para crear caminos por los que poder entrar a la vivienda sin mancharnos de barro.

Además, su mantenimiento es de lo más sencillo, pues basta con pasar un cepillo o una manguera con un poco de agua a presión para que queden relucientes y parezcan nuevos.

Artículos recomendados

Deja un comentario

[instagram-feed]