¿Qué tipo de cabecero es mejor para un dormitorio?

CABECERO DE CAMA DE MADERA

El dormitorio es el espacio donde pasamos nuestro tiempo de descanso todas las noches y en el que comenzamos cada día. Es importante crear en él una atmósfera relajante y confortable que contribuya a un descanso de calidad y a comenzar el día con la energía al máximo.

La cama es, sin duda, la gran protagonista y, por este motivo, la elección del cabecero de cama es fundamental. Por eso, quiero enseñarte distintas opciones de cabeceros de cama para que conozcas lo que suman cada una de ellas a un dormitorio y puedas elegir la que mejor se adapte a tus preferencias y necesidades.

Cabeceros de madera, apostar por la calidez

Este tipo de cabeceros se presenta en una gran variedad de estilos, pero en todos los casos cuenta con una gran cualidad que los diferencia de cualquier otra alternativa: la calidez que aporta este material natural. El cabecero de madera es la opción más recomendada por el Feng Shui, por transmitir solidez y estabilidad al espacio. Dependiendo del tipo de madera, el formato e incluso el color del acabado, puede generar diferentes ambientes y estilos.

  • Cabeceros clásicos: suelen ser de maderas más oscuras, con líneas muy trabajadas y algunos detalles con gran calidad en sus acabados. Una buena alternativa para los casos en los que se quiera optar por una opción robusta y elegante. 
  • Cabeceros rústicos: en este caso, los acabados son más envejecidos y las maderas se presentan casi sin tratar, con grietas, imperfecciones y líneas más naturales. El objetivo es crear esa presencia de la naturaleza tal y como es, casi sin alterarla. 
  • Cabeceros minimalistas y modernos: estos se caracterizan por sus líneas limpias, formas simples y acabados lisos en maderas claras. Otorgan sensación de ligereza y amplitud. 
  • Cabeceros multifuncionales: además de cumplir la función de cabeceros, estos modelos incluyen algunos elementos como mesillas, pequeños huecos de almacenamiento o espacios para poner lámparas. Son especialmente interesantes en los casos de dormitorios pequeños donde no se quiere sobrecargar la habitación con muchos muebles y se recurren a muebles multifuncionales.

Cabeceros tapizados, para crear armonía

Estos cabeceros suelen elegirse para crear ambientes elegantes y sobrios. Son cabeceros cubiertos de tela y suelen estar acolchados para una mayor comodidad. Pueden convertirse en una buena opción para crear una combinación de colores relajantes, a juego con el resto de decoración de la habitación. Existe una oferta muy diversa en cuanto a tejidos, acabados y tonos, para que encuentres la que mejor se adapte a tus gustos. 

Cabeceros de hierro forjado o metal, el toque vintage 

Los cabeceros de hierro son otra opción interesante si se busca un modelo llamativo y con personalidad. Es una buena elección para aquellas personas que quieren darle un aspecto más bohemio o industrial al dormitorio. Para sumar un punto extra de aire vintage, se puede dar un aspecto más envejecido lijando el acabado final o creando aspecto de óxido en algunas partes del cabecero. 

El cabecero de la cama determina en gran medida el estilo de la habitación y es importante que contribuya a la armonía del espacio y refleje la personalidad de la persona que va a pasar cada noche en ese dormitorio. ¿Ya sabes cómo va a ser el tuyo?


Descubre más desde El Norte en Casa

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Artículos recomendados

Deja un comentario

[instagram-feed]